La columna histórica de José Pardina para Muy Historia
Si no ve correctamente el contenido de este e-mail, puede visualizarlo vía web.
Muy Historia

La Historia Alternativa

Por José Pardina

¿Y si la Armada Invencible hubiera invadido Inglaterra?

efeméride

Primavera de 1588. Más de 200 navíos de guerra españoles –la ‘Grande y Felicísima Armada’ de Felipe II– zarpan hacia Inglaterra para derrocar a Isabel Tudor. Pero las pésimas condiciones meteorológicas frustran el previsto desembarco de los Tercios de Flandes y la invasión fracasa. La mayor operación militar anfibia de la historia anterior al Día-D (Normandía, 1944) termina mal: sólo 87 barcos logran regresar a España y la Reina Hereje afianza su poder y el de la Iglesia protestante de Inglaterra.

 

La mayor operación militar anfibia de la historia anterior al Día-D (Normandía, 1944) termina mal: sólo 87 barcos logran regresar a España y la Reina Hereje afianza su poder y el de la Iglesia protestante de Inglaterra.

 

¿Pero qué habría sucedido si el marqués de Santa Cruz, capitán de la flota, no hubiera muerto antes de partir; si la tempestad no se hubiera desatado; si Alejandro Farnesio se hubiera sumado sus Tercios a la flota en Calais? ¿Si la Invencible hubiera logrado desembarcar en las costas de Plymouth?

 

En 1976, el historiador británico Geoffrey Parker se aventuró a especular con las consecuencias de la victoria española: Felipe II habría conquistado Inglaterra y restablecido el catolicismo. Aprovechando los recursos económicos de las Islas Británicas, probablemente habría logrado vencer también a los protestantes alemanes y consolidar el control español de América del Norte. En Estados Unidos hoy se hablaría español.

 

En 2002, Harry Turtledove, el maestro norteamericano de la historia alternativa publicaba su propia ucronía en forma de novela fantástica: Britania conquistada. La acción se desarrollaba en 1597, nueve años después de que la Invencible hubiera conquistado Inglaterra. Isabel Tudor está presa en la Torre de Londres; e Isabel Clara Eugenia, hija de Felipe II, gobierna el país con ayuda de su marido Alberto de Austria, mientras los autos de fe de la Inquisición se suceden en las plazas londinenses. La novela se centra en dos personajes secundarios, un escritor de comedias inglés y un teniente del ejército español: William Shakespeare y Lope de Vega. Todos los ingredientes, salteados con un fino sentido del humor y en la más pura tradición teatral inglesa, convierten la novela en una de las más elegantes ucronías contemporáneas.

 

Con una imaginación menos volandera, el historiador alemán Alexander Demandt opina, en su Historia que no ha ocurrido (1984), que la victoria de la Invencible habría dado nacimiento a una Inglaterra católica, quizá liberal, debido a la destitución del halcón Duque de Alba y la proclamación real de la tolerancia religiosa en las Islas Británicas.

Buena semana, ánimo y suerte.

image

 

Facebook
Twitter
Instagram
Pinterest
Youtube
Flipboard
Revista digital
Revista digital
Revista digital
Muy Historia

Para acceder a nuestra cláusula de privacidad haz clic aquí.

 

 

Para dejar de recibir estas comunicaciones haga clic en baja.